La intransigencia gremial y la pasividad de la Justicia ponen en jaque la prestación de servicios

Publicada en Publicada en Sin categoria

En la reunión mantenida ayer por la tarde con el Departamento Ejecutivo, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) intentó cambiar unilateralmente (una vez más) el eje de discusión salarial, que motiva el paro en curso.

Desde el pasado jueves, la negociación estaba enfocada claramente en el importe de una suma no remunerativa, de aplicación progresiva a favor de quienes menos cobran, y a aplicar solo a empleados de planta y contratados que perciban un salario neto (sin asistencia, puntualidad, ni horas extras) menor a $20.000.

Pese a ello, el gremio se despachó con un pedido de aumento del 20% sobre el básico, lo que dificulta cualquier diálogo racional y basado en la buena fe negocial. Ese porcentual no sólo es imposible de pagar, sino que también va en desmedro de quienes menos ganan.

Aún así, y en un intento por encarrilar la negociación, el Ejecutivo elevó el importe de la suma fija comprometida a pagar, que inicialmente variaba en una escala desde $1200 a $600, para llevarla a una banda de $1600/800 hasta marzo próximo.

Ese esquema supone, para quienes menos cobran, una mejora acumulada del 15,21%. Esto, al margen de los dos incrementos que aún faltan liquidar, correspondientes a la paritaria anual cerrada en marzo pasado: un 5% en octubre y un 3% en diciembre.

La nueva propuesta de suma fija, que también fue rechazada, se conformaba de la siguiente manera:

 

CategoríaCantidadSalario netoSept.Oct.Nov.Dic.Ene.FebMar.
A768330.65/10997.61200120014001400160016001600
B8311001.66/11935.421100110012901290147014701470
C7212001.14/12993.411000100011701170134013401340
D8813023.13/13987.3590090010501050120012001200
E3414053.28/14964.09800800950950107010701070
F5315031.89/16998700700820820940940940
G4317195.01/19940.46600600700700800800800
H90Más de 20117.32       

 

Al margen de la discusión numérica, el STM sigue exhibiendo gruesas diferencias internas entre sus autoridades constituidas y otros referentes gremiales, que se traducen en los vaivenes antes mencionados, respecto de las propuestas analizadas en la mesa de negociación, y su aceptación o rechazo.

Ratificamos, por otra parte, que la medida de fuerza ejecutada por los trabajadores desde el pasado jueves, se activó de manera intempestiva (con bloqueo del Obrador incluído), sin mediar NINGUNA instancia de intermedia o de negociación, y que se mantiene en esos términos, provocando un grave perjuicio a toda la ciudad.

La protesta ha incluido varios episodios de violencia por parte de activistas hacia sus propios compañeros, situaciones que ya hemos puesto en conocimiento de la Justicia, ampliando la presentación inicial, motivada en el bloqueo al Obrador.

La adhesión al paro suma, en el mejor de los casos, a apenas un 10% de la planta de municipales. Todos los demás están trabajando con normalidad. Aún así, el grupo más radicalizado está obstaculizando gravemente la prestación de servicios esenciales (agua, cloacas, reparaciones, recolección de residuos), lo que impone de manera urgente la intervención activa del Sr. Fiscal, para hacer cesar ese ilícito.

 

Deja un comentario