Historia de mujeres: Agustina Patiño

Publicada en Publicada en Género

En el mes de la mujer, la Municipalidad de Jesús María decidió acercar algunas historias de mujeres de nuestra zona que dentro de su profesión, oficio, o labor lograron deconstruir estereotipos y acortar las brechas de género, siendo en algunos casos las primeras mujeres en asumir puestos, funciones, o recibir reconocimientos en su área.

Mujeres sobre ruedas: Agustina Patiño

Nació en Jesús María y desde los 9 años ya acompañaba a su papá cuando corría en motos. A los 14 comenzó ella su propio camino, con su hermana de navegante participó en diferentes campeonatos. Hoy lleva años al volante y para ella el género no es ningún limitante al momento de acelerar.

Fue navegante en el Rally Provincial Cordobés e hizo también una fecha del Nacional de Rally en Unquillo, en la categoría A6. Además de el Zonal, en la categoría N2. Participó como piloto de la Clase A 850 del Córdoba Tierra y del Turismo Promocional 1100 del CAPICOR. 

En moto compitió en el campeonato nacional portugués de 125cc.

A nivel profesional divide su tiempo entre su pasión por los autos y su carrera de arquitecta.

En relación a su recorrido dentro de un escenario ocupado históricamente por varones, compartimos algunas de sus experiencias: “Allí todo se exagera; los logros son más logros por ser mujer, el clásico: ´bastante bien para ser mujer´; los errores son más bochornosos, como si no tuvieras el derecho a cometer los mismos errores que tus compañeros hombres, o esos mismos errores en vos se vieran más ridículos”.

Ella remarcó: “También en algunas ocasiones tuve que pedir a los organizadores de carrera que pongan bien mi nombre, como ´Agustina´ y no como ´Agustín´, en alguna oportunidad me han mandado a lavar los platos, pero éstas no dejan de ser anécdotas. Lo que duele en realidad es que te vean mujer y duden de tu capacidad; es la sensación de tener que demostrar todo el tiempo que tenés la misma capacidad y el mismo derecho a cometer errores”.

Luego nos comenta en relación al trato con sus colegas varones: “Alguna vez me han dicho algo desubicado pero en general la aceptación es muy buena, muchos te dan una mano y te ayudan cuando necesitas algo”.

Sin embargo afirmó: “También he tenido compañeros que me han tratado de igual a igual y ahí es donde una se siente respetada por ser como es desde el deporte”.

En relación a su entorno mencionó: “El apoyo de la familia es fundamental; en mi caso siempre me dieron la seguridad de que era capaz, nunca me hicieron sentir diferente a los demás”.

En relación al rol de las mujeres Agustina concluye: «Creo que como mujeres es importante ocupar espacios, no sólo arriba del auto sino como banderilleras, como comisarias deportivas, como responsables de prensa, como directivas de prueba o de la federación, como directoras de equipo, mecánicas, ingenieras”. Finalizando nos recalcó: “Otra tarea pendiente es visibilizar a las madres, hermanas, novias, hijas, mujeres de los hombres que corren; los apoyan y acompañan, se ocupan de todo lo demás para que ellos tengan la oportunidad de estar ahí”.

Fuentes:
Entrevista: virtual
Diario Picando en Punta

Deja un comentario